Comparte este blog

Más con tus clicks

A sólo un click, destacadas recomendaciones y atractivos productos y servicios en las ventanas publicitarias

martes, 22 de octubre de 2013

La firma - Hoy, Alejandro Cuenca / El garbanzo negro veleño

El garbanzo negro veleño / @_cuencalejandro
 
La pasada semana acabó y lo hizo con polémica y con una crónica de sucesos que ha permanecido en las cabeceras de los principales medios locales varios días seguidos. Unos comerciantes, un individuo que lleva el perro sin bozal o un pirómano. Todos ellos, se "rebelan" contra la Policía. Los "garbanzos negros" que diría nuestro alcalde de la capital de la Axarquía.

El alcalde de Vélez, Delgado Bonilla, se refería esta semana a uno de los casos, en concreto, al de los comerciantes que se rebelaron contra la Policía (de paisano) cuando les increpó por la venta ilegal de tabaco. El comerciante era de nacionalidad china, por esto, el alcalde dijo que por un "garbanzo negro" que haya, no quiere decir que la comunidad china instalada en Vélez sea así y "no es justo generalizar", según recogía La Opinión de Málaga. Por ello se quería reunir con ellos para hablar la situación de esta parte de nuestra población.

Faltaría más. Es, incluso, innecesaria esa apreciación. No recuerdo yo que en los casos en los que ha habido veleños detenidos por presuntos delitos de tráfico de drogas, haya dicho el alcalde nada de garbanzos negros. Era innecesario, porque ya se presupone que no es así. Pero más raro resulta cuando lo dice después de informar que se va a reunir con algún representante de la comunidad china.

Pero la lista del garbanzo negro sigue. Tenemos al pirómano frustrado. Frustrado no por insultar, sino descriptivamente hablando, porque su intento de incendiar la zona de la Fortaleza fue frustrado por varios agentes de la Policía que resultaron heridos, por cierto. Gracias sean dadas, porque no pasara ninguna desgracia. A ver si lo poquito que hemos sabido "recuperar" y permanece en el tiempo como es la Fortaleza, lo perdemos también.

El caso del individuo que fue detenido por no querer identificarse ni poner bozal a su perro queda como anecdótico y con una moraleja: hacerte el "chulito" delante de la poli te sale por 180€, aunque en principio la multa era de 300€. Así que más vale guardar la prepotencia para otro momento que no te costará un disgusto con las autoridades.

Y como esta semana hablamos del garbanzo negro veleño, toca reseñar el picassiano caso de la pareja detenida también en Vélez. Discuten por el alquiler del piso y se acusan de traficantes mutuamente, interviene la Policía y, al final, acaban detenidos los dos por encontrar drogas y dinero en efectivo en su vivienda. No, si cuando apostamos por ver quién es más absurdo la competición se vuelve larga y complicada.

Por último, que no falten los chorizos que están robando en los puestos de socorro y aseo del litoral veleño. Otro ejemplo de garbanzo negro, que si no lo dice el alcalde veleño, ya habrá alguno para recordarlo. La semana, por lo visto, ha sido dura y entretenida para la Policía, que ha intervenido en muchos más casos de los reseñados aquí, seguramente, algunos de los cuales se han resuelto ahora, pero sucedieron meses antes, como es el caso del que llevaba el perro sin bozal. Todo ello nos ha valido para hacer una media del garbanzo negro veleño, que por unos cuantos (más del que precisó el alcalde) no nos saldrán los callos agrios.