Comparte este blog

Más con tus clicks

A sólo un click, destacadas recomendaciones y atractivos productos y servicios en las ventanas publicitarias

lunes, 16 de septiembre de 2013

La firma - Hoy, Alejandro Cuenca / En Vélez tenemos un tranvía margarita


La visita de la Junta a Vélez@_cuencalejandro

Seguro habrán notado que en los últimos días, de alguna forma, la Junta de Andalucía parecía tener sede en Vélez-Málaga. Varias son las noticias en las que era coprotagonista: el "convencimiento"  de la Junta de que el tranvía volverá a funcionar, la inauguración del CAC del municipio (de gran población, sí) o la luz verde a la rehabilitación de los Pósitos. Y dirán, llegan elecciones muy pronto. No. Pues se adelantan a 2014. Tampoco, al menos de momento.

Dos de las noticias tienen a la visita de la consejera de Fomento, Elena Cortés, como protagonista. La consejera visitó el municipio veleño donde anunció la rehabilitación del antiguo edificio de los Pósitos de la localidad. Un proyecto muy esperado por el pueblo de Vélez-Málaga, una rehabilitación necesaria por el avanzado estado de destrucción que llevaba tan emblemático edificio, que durante los últimos tiempos ha servido como hogar de numerosas aves de la zona.

Junta de Andalucía y Ayuntamiento veleño se han puesto de acuerdo en algo importante para la recuperación y conservación del casco histórico de la ciudad. Un proyecto que ha pasado por manos de todos los alcaldes de la historia reciente del municipio. Finalmente, estamos de enhorabuena, porque ha visto, por fin, la luz. Todos los gobiernos y colores políticos de Vélez han contribuido de alguna forma a que sea posible, y por supuesto, la Junta andaluza. A comienzos de 2014 comenzarán las obras del edificio para habilitarlo como espacio museístico.

De enhorabuena también nos encontramos por la reciente inauguración del Centro de Arte Contemporáneo Francisco Hernández de Vélez. Desde este fin de semana contamos en nuestro municipio con un espacio museístico dedicado al arte emergente con antológica de Hernández incluida, hasta diciembre. Una buena noticia, pero acción cargada de responsabilidad. Una vez que pase el periodo inaugural, hay que mantener el CAC con más exposiciones y muestras de interés para el público, algo que de momento, se desconoce cómo se va a desarrollar. Esperemos la colaboración local y autonómica continúe por buen camino, por el bien del espacio cultural.

Pero lo más cachondo viene con el tranvía. El tranvía margarita que a veces responde al sí y otras al no, hasta que se quede sin hojas. Hace algunas semanas algunos medios ya recogían declaraciones del alcalde veleño, en las que decía que el tranvía podría volver más pronto que tarde. La visita de Elena Cortés ha avivado esa "esperanza" de la vuelta del tranvía, tras decir que está "convencida" de que funcionará de nuevo. Lo hará con unos vehículos más pequeños en dimensiones en comparación con los enviados a Sidney.

No bastará solo con eso, queridos. Sin una buena y extensa campaña de concienciación y motivación para el uso del transporte público, con un sistema de bonos con descuentos atractivos y competitivos; y construyendo un sistema de transporte uniforme. Resulta llamativo, cuanto menos, que de repente se hable de la vuelta del tranvía. Ahora quizás nadie recuerde el hundimiento del servicio y los mensajes del gobierno municipal de que todo iría mejor sin él. A la vista está de que no es totalmente cierto, de lo contrario no se apostaría por la vuelta.

Tal vez el consistorio veleño no debería de haber paralizado el tranvía como se hizo, para ahora arrepentirse. Tal vez la Junta no debería de haberse desligado del problema que juntos habían creado. Tal vez no sea demasiado tarde para acabar con el dime y diretes de ambas administraciones e intenten encontrar la solución. Tal vez hayan caído en la cuenta de que hay que aprovechar la millonaria inversión, por decencia. Tal vez y solo tal vez, algún día tengamos que dejar de escribir artículos sobre el tranvía, y la auténtica odisea del servicio de transporte público para alabar que en menos de media hora puede uno viajar de Vélez a Torre del Mar, o viceversa.