Comparte este blog

Más con tus clicks

A sólo un click, destacadas recomendaciones y atractivos productos y servicios en las ventanas publicitarias

lunes, 15 de julio de 2013

La firma - Hoy, Alejandro Cuenca / Prospecciones de gas en la costa

Y mientras tanto las prospecciones de gas en la costa@_cuencalejandro
 
Pese a los movimientos en contra de las prospecciones de hidrocarburos en la Costa del Sol, el Gobierno español ha iniciado los trámites para que se lleve a cabo dicha búsqueda de gas en el litoral andaluz oriental. La empresa encargada es la multinacional canadiense CNWL Oil (que si no llevara la palabra "oil" parecería más bien que estamos hablando de un canal de televisión canadiense). Desde Adra hasta Vélez-Málaga. La tramitación sigue su curso y según dijo en 2012 José Manuel Soria, ministro de Industria, no hay "marcha atrás".

Esto quiere decir que el Gobierno ha iniciado "la fase de exposición pública del estudio de impacto ambiental para realizar la prospección", como recoge Málaga Hoy, una noticia que además recomiendo leer para más información. Es decir, se ha publicado en el BOE el estudio de impacto ambiental realizado por CNWL Oil para poder iniciar el barrido de los fondos marinos mediante sonar, para poder determinar si hay gas en la zona del mar de Alborán y después instalar la plataforma para hacer la perforación y obtenido de gas.

Esto, como bien indica el diario malagueño, significa el arranque del proyecto para implantar este sistema basado en el "fracking" en nuestras costas. La empresa solicitó esta prueba de gas al Gobierno español y en 2010 (PSOE), los permisos fueron concedidos. Antes, en 2004, el Gobierno central (PP) también accedió a las prospecciones entre Mijas y Fuengirola (en una fase más avanzada) por parte de Repsol. Uno por otro, al final, todo indica que se van a llevar a cabo. Aún así, varias instituciones y organizaciones, entre ellas el Pleno del Ayuntamiento de Málaga por unanimidad, aprobaron mociones contra dichas actividades dirigidas a Moncloa. Ahí quedaron estas mociones, porque esto sigue adelante.

En las quejas se escucha mucho eso de que afectaría al turismo que es el potencial económico del litoral malagueño. Totalmente cierto. Pero hay mucho más que eso. Por mucho de que la empresa presente un estudio de impacto ambiental, estas prácticas utilizan materias químicas que contaminan el aire y el agua. Agua que utilizan en las perforaciones para atrapar el gas metano, que posteriormente permanece en una especie de embalses. A su vez, los embalses utilizados a menudo tienen fugas por las cantidades de agua que almacenan. En muchos casos, ha habido problemas de contaminación de aguas cercanas a perforaciones en EEUU, un país con más experiencia en estas perforaciones y que actualmente siguen estudiando cómo solventar este conflicto.

Cuando el debate aún está abierto, parece que aquí no hay marcha atrás. Como decía antes, afecta mucho más que al turismo. Por ejemplo. Las perforaciones serán a escasos kilómetros de la costa, y, entre otros casos, entre estas zonas está el paraje natural protegido de Maro-Cerro Gordo, el tránsito de cetáceos y otras especies también protegidas entre el Mediterráneo y el Atlántico, así como el tránsito de aves marinas protegidas. Pero todo marcha sigilosamente, con escasa repercusión, sin tener claro hasta dónde nos podría afectar todo esto.

Con respecto a este tema hay una falta de información tremenda. Hay plataformas que están intentando hacerse oír, como es el caso de la Plataforma Andalucía Libre de Fracking. Incluso hay una página de Facebook llamada "No a las prospecciones de hibrocarburos en la Costa del Sol" donde siguen las actividades en contra de estas prácticas y dan más información. Todo esto huele muy mal, casi tan mal como el "aroma" a estiércol que ha habido en estos días atrás en Vélez-Málaga y Torre del Mar y que ahora el Consistorio veleño pretende controlar a través de una normativa que llevará a pleno próximamente.