Comparte este blog

Más con tus clicks

A sólo un click, destacadas recomendaciones y atractivos productos y servicios en las ventanas publicitarias

lunes, 17 de junio de 2013

La firma - Hoy, Alejandro Cuenca / Entre chiringuitos y banderas

Entre chiringuitos y banderas / @_cuencalejandro
 
Parece que ya sí ha llegado el verano. Shh, pero no lo digáis muy fuerte, todavía hay quien no se ha enterado de que no va a hacer frío este verano. Una cosa es que sea un verano más fresco; y otra, que haga frío. Ahora, vayan a decirle a aquellos que trabajan a pleno sol que no hace tanta calor, que en realidad se está bastante fresquito. Y después corra, por su bien. Lo dicho, el señor Lorenzo aprieta y las playas ya comienzan a a llenarse de gente. Banderas azules, "Q" de calidad y chiringuitos alborotados.

En un panorama en el que las la "Q" de calidad ha sido otorgada a las playas de Torre del Mar y Benajarafe, así como las famosas banderas azules (incluido el Puerto de Caleta), la polémica tenía que estar presente en algún lugar o recoveco. Y ni más ni menos que hablamos de los chiringuitos. No, no es un tema original, pero es el que hay. Los chiringuiteros de Vélez-Málaga se llevaron las manos a la cabeza cuando  la Consejería de Medio Ambiente les dijo que de los 25 ninguno, excepto uno, "Mi Paquito", medía los metros establecidos que son un máximo de 150, y 30 para los servicios. La cifra es bastante llamativa, cuanto menos. Y el que la cumple es porque está en mitad del paseo marítimo, que de estar en la playa...

Se llevaron las manos a la cabeza, porque las multas por no cumplir la Ley de Costas en este sentido alcanzan hasta los 30.000€. Todo llega ahora, cuando acecha la temporada estival, cuando la actividad de estos chiringuitos aumenta hasta su máximo, después de varios años en los que midiendo los mismos metros se les ha ido renovando las concesiones administrativas. Ahora ya no. Se cortó el grifo. La mayoría de los chiringuiteros han recortado sus espacios, pero avisan de que también recortarán en personal, porque en tan poco espacio su demanda reduce exponencialmente. Algo lógico, por otro lado. Pero somos más sensibles, y cuando oímos que esto supone la no contratación de más personal, empieza a indignar mucho más.

Los empresarios del litoral veleño quieren reclamar al Gobierno, de quien depende renovar la Ley de Costas, que aumenten en 100 más los metros establecidos. Hasta el año pasado, desde Medio Ambiente hacían "la vista gorda" a esta situación, según cuenta un chiringuitero a La Opinión de Málaga. Esto se acabó, y tendrán que ajustarse a la normativa vigente. Está claro que la ley está para cumplirla, todos por igual, por supuesto. Pero esto es lo que pasa cuando se hace la vista gorda año tras año, poniendo parches, hasta que se rompieron.

Sobre las banderas azules también hay polémica. Este año la Costa del Sol pierde seis banderas azules. Dos de ellas son de Nerja. El municipio de Verano Azul ha obtenido dos banderas, Burriana y Torrecilla, pero pierde las de el Playazo y Maro. Importante pérdida es la de la playa de Maro. Catalogada como una de las mejores de Andalucía, incluso de España, Maro es una de las opciones que baraja Antena 3 en su concurso sobre la mejor playa española, pudiendo representar a Andalucía en dicho concurso. Sin duda, es una pena que la playa no haya estado a punto para volver a ondear su bandera azul, otra causa no se entiende.