Comparte este blog

Más con tus clicks

A sólo un click, destacadas recomendaciones y atractivos productos y servicios en las ventanas publicitarias

lunes, 10 de junio de 2013

La firma - Hoy, Alejandro Cuenca / El transporte no va sobre ruedas



Préstamo de bicicletas en stand-by / @_cuencalejandro

Si hay algo en lo que nuestra localidad de Vélez-Málaga pueda sacar pecho no es precisamente por el servicio de transporte público. Tras la paralización definitiva del tranvía veleño que descarriló rumbo a Sidney, los constantes cambios en el servicio de transporte por parte del Gobierno popular en la localidad no han servido para mucho, al menos eso es lo que se percibe. Además, la alternativa ecológica no llega. El servicio de préstamo de bicicletas se encuentra en stand by.

No es mi intención volver a saturaros con el dichoso tranvía, pero lo cierto es que todo parte de ahí. Desde que el servicio tranviario se suspendiera, los esfuerzos del Ayuntamiento veleño se concentraron en el transporte público basado únicamente en el autobús. Los cambios en el servicio han sido continuos, desafortunados y, de alguna manera, colapsan la memoria y el conocimiento de los vecinos, que tienen que lidiar con horarios incumplidos y con un servicio que no terminan de cogerle el truco con tanto cambio.

Que no. Que no hay manera de que termine de arrancar. La demanda por parte de usuarios no sube, a pesar de los intentos de mejorar las líneas de autobuses que circulan para unir Vélez, Torre del Mar, Almayate y Caleta. Nuestro alcalde Delgado Bonilla justifica la caída en la demanda por la situación de crisis económica. No se trata de decir ahora que miente nuestro regidor. Es obvio que la situación actual puede afectar al servicio. Por supuesto, pero no todo queda ahí. Es decir, si el servicio que se presta no logra convencer al ciudadano, este termina por no utilizarlo. Pero no quieren contar con esta variable, que se suma al cansancio. Algunas de las ideas rozan el desconcierto, acercándose el verano, el alcalde dice que están "estudiando suprimir la línea de la costa", según recoge La Opinión de Málaga el pasado 2 de junio. Quien lo entienda que lo defienda.

Una alternativa ecológica que hiciera frente a la baja en la demanda de usuarios del transporte público tampoco llega. El servicio de préstamos de bicicletas que podría ser un complemento estupendo a este sistema de transporte se encuentra aún en stand by, y mira que llevan tiempo prometiendo su vuelta. Hagamos un repaso. El anterior equipo de Gobierno tripartito (PSOE, IU y GIPMTM) puso en marcha el servicio de préstamo de bicicletas gratuito. Algo que solo duró tres meses. ¿Por qué? Muy sencillo. ¡No se había previsto el mantenimiento y reposición de bicicletas! Ya con el Gobierno del PP desde noviembre de 2011 nos lleva contando que el servicio volverá. Seguimos esperando.

El servicio de préstamos iba a volver en verano de 2012. Con serios cambios, y es que ya dejaría de ser gratuito. Una empresa sería la encargada del mantenimiento y reposición de bicicletas y el servicio de préstamos tendría un coste para el ciudadano, algo que podría ser canjeable mediante bonos que harían el préstamo más barato. Esa era la idea de los populares. Se paralizó. Porque el Consistorio veleño "creía" que las bicis no eran suyas (a buena hora nos damos cuenta de lo que es o no es nuestro) y dejó el tema, hasta que la Junta de Andalucía les contestó diciendo que las bicis eran del Ayuntamiento y que hicieran lo que quisieran con ellas. Lo que quisieron es que cogieran polvo en la Jefatura de la Policía Local, puesto que desde ahí, dijeron que el servicio de préstamo de bicis empezaría después de Semana Santa...

Y aquí seguimos. Con un transporte público de autobuses que no cumplen con las espectativas, que cambia cada dos por tres, que marea más que nunca y con las bicicletas cogiendo más y más polvo tras dos años abandonadas. Y eso que según Francisco Natera, concejal de Medio Ambiente, la puesta en marcha del servicio no supondría coste alguno para las arcas municipales. Seguimos esperando.