Comparte este blog

Más con tus clicks

A sólo un click, destacadas recomendaciones y atractivos productos y servicios en las ventanas publicitarias

lunes, 20 de mayo de 2013

La firma / Hoy, Alejandro Cuenca - El miedo de la Mancomunidad

Cuando el tiempo apremia - El miedo de la Mancomunidad / @_cuencalejandro

Cuanto el tiempo apremia, las deudas y el dinero se anteponen, incluso, a compañeros del mismo partido. De lo contrario, que se lo digan al alcalde de Vélez-Málaga, Francisco Delgado Bonilla, y al presidente de la Mancomunidad de la Axarquía, Óscar Medina, ambos del PP. A finales de la semana pasada y comienzos de esta el alcalde veleño se enteraba de que el ente mancomunado sería quien ingresara los más de 460.000€ que corresponden a Vélez en concepto de su participación en los impuestos de la Junta de Andalucía. Un jarro de agua helada que cae sobre el regidor veleño.

Este tema ha sido ampliamente seguido y tratado en este blog desde el que les escribo, y les emplazo a que lo lean si aún no entienden muy bien de qué va la cosa. De todas formas, resumimos brevemente. La Mancomunidad, con Medina al frente, ha solicitado directamente a la Consejería de Administración Local y Autonómica que le abone dicha cantidad de 460.000€ en concepto “de cuotas estatuarias que no han sido satisfechas en los plazos previstos”, como recoge el diario Málaga Hoy. La propuesta cuenta con el visto bueno del Gobierno andaluz.

El rebote del alcalde veleño no ha sido para menos. Sin aviso y sin consulta para establecer un plan de pagos antes de tomar esta decisión, la institución supramunicipal emprendió su camino hacia el ingreso de la deuda sin contar con el Consistorio veleño. Esto es algo que ha enfadado muchísimo a su compañero del PP. Lo que sería interesante de analizar es el por qué. Por qué este espaldarazo a su compañero de partido, cuando como en otras ocasiones, se ha previsto un plan de pagos alternativo que solucionara el ingreso de la deuda por parte de un ayuntamiento, al menos, es lo que se preguntará el alcalde.

La Mancomunidad no lo ha querido así y ha plantado cara directamente a Delgado Bonilla. A lo mejor el ente mancomunado quería sanear sus cuentas lo antes posible y sin esta consulta que denuncia Bonilla, para la presentación de sus cuentas al Estado, ya que  de aprobarse definitivamente la reforma de la Ley de Bases del Régimen Local, a medio plazo, las mancomunidades deberán rendir cuentas para someterse a la evaluación de sus servicios y comprobar su funcionamiento y buen rendimiento, a fin de no desaparecer. Ese puede ser el miedo de la Mancomunidad, no poder demostrar su valía como institución.

Las declaraciones sobre este asunto han llegado desde distintos municipios y de distintos colores políticos. Unos criticando la mala relación entre ambos compañeros de partido, otros restando importancia al conflicto y otorgándosela a la crisis interna del PA, socio de gobierno en la Mancomunidad. Para todos los gustos y para formar distintos titulares, nada más. Lo más gracioso de todo es que finalmente, en la misma noticia del Málaga Hoy, se recoge que Medina tiene voluntad de acuerdos con el Consistorio veleño y que este es del que se siente “más orgulloso”.

Tampoco sabemos hasta qué punto hay de cierto en todo esto. Si quizás es una “demostración” del trabajo de la Mancomunidad y del equipo que actualmente gobierna en ella. De otra manera, no se entiende la iniciativa de la institución axárquica y las posteriores palabras de Medina cargadas de voluntad de acuerdos, como también el “olvido” del tema para que no se siga hablando. Para terminar, os emplazo a un artículo que publicó José Luis García en el comienzo de este blog sobre nuestra Mancomunidad, no tiene desperdicio y viene bien recordarlo.