Comparte este blog

Más con tus clicks

A sólo un click, destacadas recomendaciones y atractivos productos y servicios en las ventanas publicitarias

domingo, 7 de abril de 2013

La firma - Hoy, Alejandro Cuenca / Crónica con olor a incienso

El adiós a la Semana Santa de Vélez 2013 / @alecico90 

Una vez que el viento se llevó consigo los últimos restos de incienso y la cera queda marcada en las calles del centro histórico de Vélez por el paso de las distintas cofradías, llega el momento de añorar la marcha de la semana más bonita del año. La Semana Santa de 2013 quedará marcada por muchísimas situaciones y momentos, la polémica con RTVE, la retransmisión de RTVA, la lluvia, el viento, cumplimiento de horarios, encuentros, estrenos y regresos, entre otras cuestiones.

Una Semana Santa llena de grandes momentos, emociones e ilusiones. En los últimos años es inevitable hablar de la lluvia, y es que el cielo quiere mantener hasta última hora el nerviosismo y la emoción a los cofrades. Qué sería de los mismos, sin ese cosquilleo, sin ese nervio previo a tu salida procesional que ya forma parte de nosotros. Lo peor llega cuando ese nervio previo se transforma en desolación por que la lluvia impide la salida de tu cofradía o la estropee en los momentos más bonitos de la noche.

Esto último ocurrió en el que sin duda iba a ser el gran día -y lo fue de alguna forma-. Viernes Santo. Era el gran día. La vuelta de Caridad a su palio. Ella sola, protagonista en su trono, lo que el pueblo de Vélez tanto pedía. Un palio que deseaba mecerse sobre su Virgen de la Caridad y envolverla con su tintinear de las bambalinas y molilleras chocando con las barras de palio. La música más cofrade volvía a estar presente el Viernes Santo. El Cristo del Amor en su trono, único en nuestra ciudad y formando una buena composición.

Lamentablemente un aguacero tuvo que hacer presencia al parar el viento, sorprendiendo a las cuatro cofradías que seguían por las calles. Una vez que Vigías se encontraba ya en su templo, la lluvia sorprendió al Cristo del Amor cerca de su tinglado, a Caridad por calle Sevilla, que al llegar a su plaza, esperó a que pasara Sepulcro que corrió desde cuatro esquinas para encerrarse en San Juan. La solidaridad y fraternidad una vez más cumplió entre nuestras cofradías. Todos los cofrades sufrimos de alguna forma viendo esperar bajo la lluvia al Cristo del Mar antes de entrar en San Juan, o viendo a Angustias bajo plástico protegiéndose del aguacero y volver sin él desde calle Alcalde Juan Herrera hasta su templo, cuando la lluvia aún no daba tregua. Son momentos de nervios y de toma de decisiones muy complicadas.
 

La polémica vino servida por la actitud reprobable de los caballeros legionarios mientras aguardaban bajo toldo de Gran Poder y Amargura. Momentos captados por cámaras de aficionados que se encuentran en Internet. Una actitud que la propia cofradía de las Angustias reprueba y que esperemos que no vuelva a suceder. Por el contrario, hay que destacar el saber estar de la agrupación musical que los acompañaba y la fidelidad de sus mantillas y hermanos que bajo la lluvia custodiaban a su Virgen en la trasera del trono.

Por otro lado, Jueves Santo histórico en cuanto a cumplimiento de horarios. Los asistentes a las procesiones no paraban de agradecer que una cofradía fuera inmediatamente después de la otra. Una gran noche, en la que también hay que destacar la gran guardería de niños y niñas cofrades que llevaba la Virgen de la Piedad, puesto que los jóvenes son el futuro de la Semana Santa; o la tradicional subida de la cuesta del Carmen por Estudiantes, momento emitido por Canal Sur TV en su especial Jueves Santo para toda Andalucía. Esperemos que el año que viene haya mucho más.

Martes y Miércoles Santo pasaron con algún sustillo por el tiempo, pero sólo quedó en eso, en tres o cuatro gotas que no estropearon ninguna de las dos noches. Vísteme despacio que tengo prisa, fue el lema del martes, llegando las cofradías a sus encierros media hora antes en general. Tarde de encuentros y hermanamientos entre Dolores y Ecce-Homo, y este con Coronado.

El miércoles Sentencia salió con una horquillería notable, aunque por decisiones anteriores se encerraron en La Carrera. Ojalá el año que viene no tengamos que lamentar el mismo problema. Huerto y Desamparados lucieron perfectamente al son del Pescador de Hombres, Cautivo volvió a encandilar a su pueblo con su paso veleño y la Santa Mª Magdalena sorprendió luciendo de hebrea, de rojo y blanco, distinta, innovadora y sin dejar indiferente a nadie.

El Domingo de Ramos, Pollinica y Rocío se vieron sorprendidos por una lluvia considerable en el comienzo de su estación de penitencia, pero finalmente esa horquillería íntegramente femenina pudo realizar con éxito su recorrido, aunque recortado. Una presencia muy destacable este año la de la mujer al varal, por lo que estamos de enhorabuena. Por último, lamentamos la cancelación de las procesiones de Soledad y Resucitado, ya que el tiempo impidió que pudieran darles culto por su ciudad.

Imágenes para el recuerdo son las que quedan de esta Semana Mayor de Vélez-Málaga marcada por grandes acontecimientos. Ahora cada uno, cada cofrade, que se quede con su estampa más bonita, más agradable, para comenzar a trabajar en la Semana Santa del próximo año y hacerla, año tras año, mucho mejor.