Comparte este blog

Más con tus clicks

A sólo un click, destacadas recomendaciones y atractivos productos y servicios en las ventanas publicitarias

viernes, 22 de marzo de 2013

La firma - Hoy Alejandro Cuenca / Otra vez las redes sociales

Otra vez las redes sociales / @alecico90

La importancia que están teniendo las redes sociales en los últimos tiempos es innegable. Tanto es así, que es la primera base de datos en la que encontramos las últimas noticias que acontecen en cualquier lugar. Antes de que cualquier medio de comunicación se haya hecho eco de la noticia del rayo caído el pasado martes en una vivienda de Vélez-Málaga, Twitter rebotaba literalmente ofreciendo datos y más datos sobre la última hora.

Muchísimos perfiles tuiteros, desde periodistas hasta cualquier persona que se enterara en el momento del suceso, empezaron a tuitear masivamente sobre lo ocurrido en la tarde del martes 19 de marzo. Lo que en un principio comenzó como un gran zumbido, una tormenta atronadora que todos pensaban que había estado muy cerca de la ciudad, terminó, muy pronto, por asegurarse que se trató de un rayo que llegó a tierra.

Poco tiempo más tarde, tanto en Facebook como en Twitter, podíamos encontrar varias fotografías sobre los daños que causó en la vivienda de la calle del Río donde había caído el rayo, que había entrado por la antena que se encontraba en el tejado. La actuación de los bomberos también fue bastante rápida, y tan rápido como ellos llegaron las noticias. Me gustaría destacar de entre todos los que cubrieron el suceso a @meteoaxarquia que ofreció tanto datos informativos como fotografías, muchas de las cuales pudieron observar en este mismo blog poco después, y es que está claro que el ser cazatormentas lo llevan en la sangre.

No nos habíamos recuperado aún del susto de la tormenta del pasado martes, cuando nos sobresaltamos por otra de sucesos. Afortunadamente, el incendio producido en un garaje de la calle Soleá de la ciudad está extinguido y los 40 vecinos desalojados ya se encuentran en sus casas. Aún así, el susto nos lo hemos llevado. Otro caso más de la repercusión de un suceso en las redes sociales, concretamente en Twitter. Rápidamente hemos podido conocer la noticia así como visualizar imágenes sobre el mismo suceso. También hay que destacar que, por suerte, los daños causados por el rayo caído en una vivienda de la calle del Río han sido exclusivamente materiales y no hay que lamentar daños personales.

Las nuevas herramientas que nos ofrece la era digital con Internet como epicentro están a la vanguardia en momentos en los que surgen acontecimientos como estos. Lo demostraron también en las pasadas inundaciones de Málaga y provincia, así como en el grandísimo incendio que afectó a la Málaga occidental. Hay que aprovecharlo. Hay que aprovechar toda esa información que se vuelca en las redes sociales, gestionar esa infomación, reconociendo su veracidad y que entre en el proceso de conversión en texto periodístico y así ofrecerlo a la sociedad.

Esto no quiere decir que los medios de comunicación no hicieran bien su trabajo ni mucho menos. Quiere decir que entre todos los que pertenecemos a alguna red social, en este caso la del pajarito, construimos una gran base de datos, de la que los medios pueden servirse. Ahí entra el juego el toque de calidad, ese que sólo ofrece un medio que crea confianza y que cuando vemos la noticia publicada en su web confiamos en su certeza. Aún queda mucho que aprender, pero lo cierto es que el periodismo es como un río caudaloso que siempre encuentra el camino o la forma de llegar a su destino. Y si se allana, mejor.