Comparte este blog

Más con tus clicks

A sólo un click, destacadas recomendaciones y atractivos productos y servicios en las ventanas publicitarias

sábado, 9 de febrero de 2013

La firma - Hoy, Alejandro Cuenca / Oposición en Ipanema

Lo caro que sale el ruido / alecico90

 
Cuando me dispuse a escribir este artículo, pensé en un principio hacerlo sobre la renovación de la flota de coches patrulla de la Policía Local. Interesante tema. El mal estado de los vehículos policiales hacía que los policías patrullaran en furgonetas sin rotulación. Ya me imagino yo a personas detrás de la furgoneta preguntando a cuánto lleva el kilo de tomates o patatas, cuando era la policía. Bueno, perdonen el chiste fácil, estamos en fechas carnavalescas. Cambié de idea cuando me topé con Ipanema.

Pues sí, tal y como suena el titular. Al hilo de todos los acontecimientos que rodean al gobierno del Ayuntamiento de Vélez, independientemente de quien sea el partido de turno que lo haga, la oposición se encuentra en Ipanema, y la realizan los mismos vecinos implicados. Un lastre que el ayuntamiento no se quitará de encima hasta que haga frente a una realidad difícil. Una setencia de hace cinco años ya del Tribunal Supremo que condena al Consistorio al pago de 3,9 millones de euros en concepto de indemnización, de los que resta por pagar 3,2. A esto suma los intereses por la demora en los pagos que pueden alcanzar casi millón y medio de euros más según datos publicados por Diario Sur.

Una sentencia titulada de injusta y desproporcionada por la mayoría de los concejales del ayuntamiento. La mayor indemnización impuesta a un ayuntamiento en un asunto de contaminación acústica. Puede ser desproporcionada, y también puede ser injusta. Pero lo más injusto de todo no es eso, sino actuar mal y tarde, tanto por unos como por otros, y tener que hacer frente a unos intereses de demora que van camino de alcanzar el importe de la indemnización. A todo esto, el ayuntamiento hizo frente a una primera indemnización y pagó casi dos millones de euros, y lo que queda.

Sobra decir que de actuar a tiempo, no en cuanto a pagos, sino desde el momento en el que se quejaron los vecinos afectados y antes de la denuncia, mucho se habría ahorrado este ayuntamiento. Una cantidad considerable de dinero que el resto de los vecinos de la localidad no podrán disfrutar. Ojo, que es como un sueldo a cada vecino afectado. Es muy curioso, cada uno de los 18 cobrarían 12.000 euros al año por las fechas entre 2003-2008. El dato es bastante interesante. Así están las cosas.